Sabías que…

La nao Victoria rehuyó la navegación costera por temor a los Portugueses lo que le hizo navegar por mares desconocidos.
La circunnavegación sirvió para descubrir las islas Desventuradas, las Ladrones o Marianas y el archipiélago de San Lázaro o Filipinas y la inabordable isla de Amsterdam.
Reconstrucción de la Nao Victoria
Magallanes nada más salir incumplió la instrucción y no entrego a sus subordinados las cartas hechas para el viaje ni les mostro la primera tierra que esperáis ir a demandar lo que origino ya la protesta del veedor y capitán de la San Antonio.
La velocidad media entre Sanlúcar de Barrameda y Tenerife fue de 5,5 nudos. Desde Sanlúcar de Barrameda hasta el Cabo de Magallanes tardaron un año, un mes y un día recorriendo una distancia de 6.737 millas.
El rey de Portugal Manuel I muy disgustado con Magallanes envió barcos de guerra hacia el Cabo de Buena Esperanza para interceptar a Magallanes al que nunca encontraron debido a que se habían dirigido rumbo a poniente a mares desconocidos.
En el puerto que llamaron San Julián 49º40´S permanecieron más de cinco meses que aprovecharon para carenar los navíos.
Mapa del Estrecho de Magallanes de Hondius (1606)
Magallanes decide invernar en San Julian a pesar de no ser una decisión compartida y otros preferían ir a tierras más templadas.
En San Julian se prepara un motín que llega a enterarse Magallanes aunque ya lo preveía. Al día siguiente a fondear en San Julian por ser Domingo de Ramos da instrucciones para que todas las dotaciones asistan a una misa en tierra y a continuación había dispuesto un almuerzo con todos los capitanes a la que solamente acudió Alvaro de Mesquida capitán del San Antonio.
Magallanes envía una carta a Luis de Mendoza capitán de la Victoria que estaba fondeada la más adentro de las cinco y la Trinidad en la bocana. Luis de Mendoza fue apuñalado mientras leía la misiva y ocultaron el hecho y obligaron a que cambiara el fondeadero y se situara cerca de la Trinidad. Esta maniobra desconcertó a Gaspar de Quesada capitán de la Concepción aunque estaba a bordo de la San Antonio. Levo anclas con intención de huir y la corriente le llevo contra la Trinidad que se hizo con la nao fácilmente por lo que la Concepción se rindió sin ofrecer resistencia.
El castigo por el motín fue de 44 penas de muerte de los que 40 fueron perdonados. Juan de Cartagena y Pedro Sánchez Reina fueron abandonados en una isla, El cadáver de Luis Mendoza fue descuartizado y Antonio Coca y Gaspar de Quesada fueron ejecutados y descuartizados.

Datos obtenidos del libro “ Desvelando Horizontes: La Circunnavegación de Magallanes y Elcano” editado por la Fundación Museo Naval.